Jaime Pardo Leal fue asesinado por sicarios pagados por Gonzalo Rodríguez Gacha, alias el ¿Mexicano¿.
 
 

Armada incauta de 1,1 toneladas de cocaína con apoyo de EE.UU.

Detienen a tesorero de Bavaria por desfalco

Cuatro personas muertas por derrumbe en la vía al Llano

Dos niños indígenas mueren por epidemia de cólera

Comienza proceso contra 38 Águilas Negras

Policía impide robo de 320 millones en sede de Bancafé, al norte de Bogotá

Gobierno llama a Farc y Eln a negociar, pero reitera mano dura contra sus estructuras

Uribe y Corte acuerdan respeto entre poderes tras maratónica reunión

Jefe de la OEA ve difícil candidatura de Íngrid a Premio Nobel de la Paz

 
 

Octubre 11 de 2007

20 años después del asesinato de Jaime Pardo Leal

 


Homenaje a Jaime Pardo Leal

"Si la muerte me sorprende, no le tengo miedo; Soy un hombre dialéctico. El día que me muera vendrán otros mejores a reemplazarme".
J.P.L.


Jaime Andrés Ospina / Terra Colombia

Hace 20 años, el domingo 11 de octubre de 1987, Jaime Pardo Leal, fue asesinado por un grupo de sicarios, cuando regresaba del municipio de La Mesa, Cundinamarca.

¿Sentí un ruido como de granizo. Cuando recapacité, vi el vidrio panorámico con dos huecos. Él ya estaba soltando el timón y cayó encima de mí¿, recuerda su esposa Gloria.

Uno de los escoltas tomó el control del carro y llevó al líder político al Hospital San Rabel de La Mesa, donde fue atendido por cuatro médicos. Pese a los esfuerzos, veinte minutos después, el dirigente de izquierda falleció.

El crimen del Pardo Leal conmocionó al país e hizo parte del genocidio político que se desató contra los integrantes de la Unión Patriótica: dos años después fueron asesinados Bernardo Jaramillo Ossa y José Antequera.

Con el asesinato de Pardo Leal se llegó al temible número de 471 miembros de la Unión Patriótica asesinados desde 1985. Hoy, 20 años después, son más de 4 mil que han sufrido la misma suerte.

El inicio en la política

Cuando comenzó sus estudios en derecho en la Universidad Nacional, Pardo Leal, se vinculó a la Juventud Comunista Colombiana, JUCO. En esa organización fue un activo dirigente.

Durante 23 años fue juez y posteriormente magistrado del Tribunal Superior de Cundinamarca. Además, fue candidato para integrar la Corte Suprema de Justicia.

Como Magistrado fue activista de la fundación de la Asociación Nacional de Trabajadores del Poder Judicial (ASONNAL ¿ Judicial), organización sindical de la cual fue presidente.

Después se vinculó al Partido Comunista Colombiano y fue impulsor de la Unión Patriótica. Con este partido político fue candidato presidencial para las elecciones de 1986 logrando cerca de 300 mil votos, un verdadero récord para la izquierda de la época.

Las denuncias que hizo de las relaciones que tenía la clase política con el narcotráfico, lo convirtieron en blanco de contínuas amenazas en su contra, hasta que el 11 de octubre de 1987, durante una operación militar encubierta, fue asesinado por sicarios cuando se movilizaba en su campero, con su esposa Gloria, y sus hijo Iván, Edison y Fernando.

Durante su entierro se vivieron momentos de caos en el barrio Policarpa Salavarrieta, al sur de Bogotá, donde hubo un verdadero descontento popular por su muerte. Durante las manifestaciones murieron tres persona y un gran número de seguidores del líder de la UP resultaron heridos.

El hombre

Jaime Pardo Leal era de origen humilde. Nació en Ubaque, Cundinamarca y es recordado como un hombre muy humano, tímido, con buen sentido del humor, tranquilo y un bonachón que soñaba con ver a su país en paz. Aunque era uno de los hombres más amenazados del país en esos momentos su frase favorita era: "Yo siempre le tomo el pelo a la vida".

Tenía convicciones extremas, siempre creyó en la bondad de la gente y nunca pensó que las personas tuvieran un lado malo. Tal vez, ese fue su pecado.

Su esposa Gloría, recuerda a Jaime Pardo Leal como un hombre que luchó por la felicidad del pueblo colombiano, un objetivo que no logró.

Los sindicados

Por el asesinato de Jaime Pardo Leal fueron condenados cuatro personas. William Infante, recibió 25 años de prisión. Posteriormente fue condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por narcotráfico. Beyer Yesid Barrera, le dieron 24 años.

Otra de las personas acusadas del homicidio fue, Olivera Acuña Infante, media hermana de William Infante, que según las autoridades fue quien prestó la casa donde se fraguó el asesinato, ella fue condenada a 9 años de cárcel, al igual que Dora Libey Peñalosa Rodríguez, como cómplice del delito.

El narcotráfico detrás del homicidio

La investigación de la época, apoyada por fallos posteriores, concluyó que Gonzalo Rodríguez Gacha, alias el 'Mexicano', fue el actor intelectual del asesinato.

Según las investigaciones, éste pagó alrededor de 30 millones de pesos a los sicarios que ejecutaron el crimen.

Uno de los abogados encargados de llevar adelante el caso del exterminio de la Unión Patriótica, ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, asegura que aún no se han esclarecido los presuntos vínculos que tuvieron algunos miembros de las Fuerzas Militares en el asesinato del dirigente político.

"Se han masacrado de la manera más salvaje a varios dirigentes y militantes de nuestro movimiento político, en consecuencia le hemos dicho al gobierno nacional: que nos defina si tenemos derecho a vivir o no en nuestro país", dijo Jaime Pardo Leal.

¿Ha sido testigo de una noticia? Puede enviarnos su testimonio (fotografías, videos, audios o textos) a través del servicio Ud reportero de Terra Colombia. En función de todos los trabajos recibidos publicaremos una selección en nuestro sitio, con los créditos correspondientes.
Terra en otros países | Contáctenos | Resolución mínima de 800x600 © Copyright 2007, Terra Networks, S.A.